Una sala blanca o también llamada limpia es una zona compuesta por una o varias salas cuyos niveles de limpieza del aire, presión diferencial, temperatura y otras variables climáticas deben mantenerse dentro de unos límites concretos.

Las puertas para salas blancas o salas limpias, están especialmente diseñadas para obtener bajos niveles de contaminación, además deben cumplir con estrictas condiciones de control de temperaturas humedad y presión.

Este tipo de puertas debe contar con accesorios de alta gama que cubran las especificaciones que requiera su instalación en cada caso, como pueden ser mirillas, cierrapuertas empotrados o superpuestos, manetas con llave o sin llave, tiradores de apertura, sistemas de control de accesos, barre suelos, antipánicos, y cualquier otro elemento que pueda necesitarse.

  • Adaptamos los accesorios según las necesidades del cliente
  • Medidas según demanda
  • Acabados según las especificaciones del cliente, tanto en la hoja exterior como interior.